El Banco de Andalucía obtuvo un beneficio neto de 8,031 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 85,8% respecto al mismo periodo del año anterior (56,515 millones), y una tasa de morosidad que se sitúa en el 6,31%. Según la información remitida hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entidad explicó que para hacer frente a la tasa de morosidad cuenta con 337 millones de euros de provisiones para cobertura de insolvencia, de los que 130 millones corresponden a provisiones genéricas