La banca mediana de nuestro país vive un temporal interior de inestabilidad. Posiciones cortas, nuevas exigencias regulatorias, nuevos actores con los que compartir escenario (fusión de cajas) y un mercado inmobiliario incierto son el quebradero de cabeza y también de las cuentas de estas entidades. Sin embargo, todo esto, a su vez, hace de estos valores una sabrosa presa especulativa pues, a mercado revuelto… ganancia de especuladores.
LAS COSAS SE LE COMPLICAN A LA BANCA MEDIANA ESPAÑOLA
Hace unas semanas el Banco de España sorprendía con una nueva norma de provisiones a la banca. Este órgano apretaba el cinturón a las financieras hasta casi asfixiar a las medianas y, es que, con este nuevo sistema el 100% de todos los importes moroso deberán estar dotados al cabo de un año. Las repercusiones podrían penalizar 8 de cada 10 hipotecas a particulares que si, entran en mora, supondrán una pesadísima carga para las entidades e, incluso, la reducción en un 10% de sus beneficios antes de impuestos.

No podemos olvidar que la banca mediana ha sido como el caramelo en la puerta de un colegio. En cuanto los problemas de deuda de España se comenzaron a conocer, los especuladores tomaron posiciones cortas en estos valores, “utilizando estas acciones más liquidas y con mayor capacidad de préstamo de títulos para la operativa de posiciones cortas, como instrumento para penalizar a España (riesgo país), y como siempre sucede, para cubrir aquellas posiciones con más iliquidez, como puede ser el mercado de crédito”, justifica Carlos Villalibre, director comercial de CMC Markets España.

Para colmo, el lunes la agencia de calificación Standard & Poor’s publicaba una revisión al alza de las expectativas de pérdidas de crédito del sistema financiero español, previendo hasta 99.300 millones de euros entre 2009 y 2011, y multiplicando así por 21,7% su anterior estimación. Así pues, el “ladrillo” será el principal culpable de sus pérdidas crediticias de esta rama (un 44%).

Teniendo lo anterior en cuenta, Ana Rafels, analista de Bolsacash, califica a la situación de la banca mediana española de “delicada, pues el impacto de la lenta y débil recuperación económica junto con el hecho de que el mercado inmobiliario aún está pendiente de mayores ajustes, son los factores que apoyan una creciente tasa de morosidad y ejecuciones hipotecarias al alza”, a esto hay que unir “el creciente y elevado paro que se ha traducido en la reducción de ingresos y, ahora, en el impago de deudas”. Es más, si continúan descendiendo los precios de las viviendas, “el valor de la vivienda en muchos casos será inferior al de la deuda pendiente y me temo que los bancos y cajas españoles tendrán en su cartera mayor ponderación en inmobiliaria de lo que les gustaría, hasta el punto de parecer auténticas inmobiliarias”, opina Ana Rafels.

Carlos Villalibre también añade que hay que tener en cuenta que “el rebote de la banca mediana desde mínimos de marzo del 2009 ha sido inferior al de los grandes bancos debido a que ésta está más expuesta al riesgo doméstico caracterizado por las dudas sobre la deuda soberana, por el creciente miedo a pérdidas aún no aprovisionadas en relación a la crisis crediticia, por la huída de los inversores extranjeros de estos valores, por su gran exposición domestica y por su peso relativo a crédito promotor”.

SÓLO RECOMENDADA PARA LOS MÁS ARRIESGADOS

La volatilidad está azotando los mercados, haciendo subir un día sube a lo más alto a la banca y al día siguiente estrellándola contra el suelo. Con este panorama, ¿es una buena oportunidad para hacer Trading en la banca mediana? En Bolsacash consideran que es “peligroso por su marcada tendencia bajista”, por lo que, “a menos que seamos inversores muy agresivos, debemos olvidarnos del trading en estos valores”. Como alternativa proponen “no participar en las recuperaciones y aprovecharlas para buscar niveles atractivos de entrada o incremento de posiciones cortas”.

Roberto Moro, analista independiente, también insiste en la tendencia bajista de la banca mediana, por lo que las estrategias de trading que propone “serían cortas con stop en un Ibex por encima de 10.200 puntos y procurando no utilizar apalancamiento, en tanto la estrategia no fuera a nuestro favor”.

Para estrategias de trading de corto plazo en CMC Markets aconsejan llevarlas a cabo “a través de CFDs, siendo conscientes de que cualquier noticia negativa que surja en el mercado, no solamente relativa a bancos españoles, sino europeos, castigará a las financieras españolas, sobre todo de mediana capitalización, porque parecen más vulnerables.”

OPORTUNIDADES EN BANCA MEDIANA

Estrategia en Banco Popular:
Carlos Villalibre
observa que “la cotización del Banco Popular se encuentra en torno a 4,70 euros, técnicamente vemos un rebote a corto plazo que podría llegar a niveles de 5,57 y, una vez que se sobrepasara ese nivel, vemos que la cotización de Popular podría llegar incluso a los 5,92”. Fija como nivel clave los 4,02 euros, ya que “es donde podría darse la vuelta hacia un movimiento alcista”, por ello, “en este nivel pondríamos el stop, con un precio límite en 5,57 euros para el 60% de la operación, financiándonos la misma, y el resto esperaríamos al nivel antes descrito de 5,92”.

Estrategia en Banco Pastor:
Desde CMC Markets también proponene una estrategia alcista a corto plazo en los siguientes niveles de Banco Popular: “nivel de entrada el nivel actual, en torno a 3,94 euros, situaríamos nuestro punto de rotación en 3,7, por lo tanto, éste sería el nivel en el cual nosotros situaríamos el stop, pondríamos el primer nivel de salida en 4,38, también en un 60% de nuestra posición y, por último, cerrando por completo nuestra posición en 4,53 euros”.

Para tomar/ampliar posiciones cortas:
Ana Rafels
aconseja tomar posiciones cortas o ampliar las que se tengan en banca mediana “si estamos ante un techo de mercado y desde aquí nos giramos a la baja”. Los puntos para entrada/incremento de posiciones cortas serían:
Popular 4,47 euros
Bankinter 5,01 euros
Sabadell 3,54
Banesto 6,65 euros