Aer Lingus Group  anunció el lunes que sus cifras de tráfico cayeron un 27,1% interanual en abril, debido principalmente a los siete días de cierre del espacio aéreo por las nubes de cenizas volcánicas procedentes de Islandia.  Por su parte, el gestor aeroportuario británico, BAA, dijo que el tráfico de pasajeros bajó un 22,7% en abril.
BAA, propiedad de la española Grupo Ferrovial  y operador de los aeropuertos de Heathrow, Stansted, Glasgow y Aberdeen, entre otros, dijo que sus aeropuertos registraron descensos en las cifras de pasajeros de entre el 15% y el 25% en el mes.

El volcán Eyjafjallajokull, en Islandia, entró en erupción el 15 de abril, obligando a cerrar el 80% del espacio aéreo europeo durante hasta seis días, y provocando la cancelación de más de 100.000 vuelos e interrupciones de los viajes para 10 millones de personas, según funcionarios de aviación en Europa. Se estima que el cierre habría costado al sector hasta 2.000 millones de dólares y habría afectado a aerolíneas, aeropuertos y empresas de viajes de todo el mundo.

Aer Lingus Group ha indicado que los vuelos cancelados le costaron unos 20 millones de euros, pero agregó que el coste final dependerá de la cantidad de reclamaciones presentadas por los pasajeros.