“El Real Decreto ha abierto claramente esa opción”, ha asegurado Ignacio Izquierdo, consejero delegado de Aviva España, así que “vamos a tomarla con muchísimo interés”.

De producirse algún tipo de acuerdo con una caja sería siempre “teniendo en cuenta el sector asegurador y a largo plazo”, afirma que David Angulo, director europeo de Bancaseguros de Aviva Europa, que ha reiterado en media decena de ocasiones que “son aseguradores, no banqueros”. En cualquier caso, la compañía aseguradora renuncia al controlar mayoritario de cualquier entidad.

De momento, no se ha producido ninguna conversación formal con alguna de las cajas. “Está todo por hablar, siempre dentro de mantener nuestros negocios con todos nuestros socios”, dice Angulo, lo que lleva directamente a las seis cajas con las que ha firmado acuerdos. Son Bancaja, Unicaja, Caja Granada, Caixa Galicia, Caja España y Cajamurcia a través de empresas conjuntas, entre ellas Aseval en Bancaja que David Angulo utiliza como ejemplo de éxito. “Si los niveles de penetración conseguidos en esta operadora se repitieran en cualquier otro acuerdo, se convertiría en el número uno del mercado español”.

Es un mensaje cifrado para Mapre con la que Aviva parece ha abierto una guerra oculta de cara al proceso de recapitalización de las cajas españolas. Todo se remonta hace unos días cuando Mapre manifestó públicamente su intención convertirse en la aseguradora única de la recién nacida Bankia. Angulo respondió irónicamente ante esta declaración de intenciones asegurando que “si Mapre quiere seguir siendo la número uno, Aviva también. Yo me conformo con todo. Nuestra vocación es de liderazgo, pero sin hacer mucho ruido y hacer declaraciones es gratis”.

En caso de producirse un acuerdo, se haría público en un período de tres o cuatro semanas y no requeriría de una ampliación de capital por parte de Aviva. La aseguradora contempla, incluso, la posibilidad de “separar la cartera de accionistas con la de inversores” lo que puede provocar que formen parte de “compañías competidoras”.

Resultados 2010
Aviva cierra un buen año, con un incremento del 20% en su beneficio bruto, hasta los 227 millones de euros. El volumen de negocio subió hasta los 2.385 millones y la cifra total de fondos gestionados creció otro 2%, alcanzando los 13.971 millones de euros. Además, ocupa la segunda posición en riesgo individual por detrás de La Caixa con un crecimiento del 4,7% en el número de clientes, hasta los 780.000 partícipes. Casi el 90% del beneficio de la compañía procede Europa, con especial incidencia en Italia (54% del beneficio) y España (un 23% del total), “un país clave”, según Angulo.

Del total invertido en renta fija, 8.467 millones de euros, es decir, el 72% se encuentra en España; pero especialmente destacable es su inversión en renta variable con 525 millones de euros, muy por encima de compañías como Telefónica (con un monto de 149,1 millones), el Banco Santander (hasta los 81,8 millones) o Repsol YPF (que se mantiene en los 53,4 millones de euros)


Fondos de inversión se quedan atrás en el ahorro
El consejero delegado de Aviva España, Ignacio Izquierdo, destaca los resultados de 2010 teniendo en cuenta “el difícil entorno” por el que atraviesa Europa. Izquierdo destaca que “por primera vez en la Historia, el ahorro canalizado a través de los seguros de vida ha superado al de los fondos de inversión”.

Mientras los seguros de vida han experimentado un crecimiento del 1,9% en el último año, la caída de los fondos de inversión fue del 15,4%, de la misma manera que se redujeron también los fondos de pensiones, aunque de forma casi imperceptible, con una caída del 0,2% respecto al año 2009.