La confianza del consumidor estadounidense se situó en noviembre en los 67,4 puntos, según la Universidad de Michigansuperando las previsiones de los analistas que auguraban un repunte hasta los 67 puntos.