El fabricante alemán de automóviles Audi, del grupo Volkswagen, vendió 60.509 vehículos en China durante los seis primeros meses del año, lo que supone un aumento del 23% respecto al mismo período de 2007 y un récord para la empresa. El presidente de Audi, Rupert Stadler, destacó que estos resultados confirman a la marca de los cuatro aros como líder del segmento 'premium' en China. "Estamos muy satisfechos con el positivo desarrollo de nuestro segundo mercado, en el que seguiremos aumentando nuestra capacidad de producción", añadió.