El fabricante alemán de automóviles Audi, perteneciente al grupo Volkswagen, invertirá cien millones de euros en la ampliación de su complejo industrial de Ingolstadt, que se destinará a una nueva nave de carrocerías para la producción del modelo A3, informó hoy la empresa. Las nuevas instalaciones, que contarán con una superficie de 40.000 metros cuadrados, comenzarán a construirse a finales de octubre.