AT&T ganó 3.200 millones de dólares  durante el tercer trimestre, una disminución del 1,2% frente al beneficio de 3.230 millones del mismo período del año anterior.  El resultado trimestral fue afectado por la debilidad del segmento de telefonía fija. Sin embargo, la ganancia superó las expectativas y el crecimiento total de las suscripciones alcanzó un récord máximo.  La compañía de telecomunicaciones informó el jueves que los ingresos cayeron un 1,6% a 30.860 millones de dólares en los tres meses.