Durante todo el año hemos asistido a volatilidades bajas. En el caso del DOW JONES INDUSTRIALES, éstas no han podido, por ahora, traspasar la barrera del 17%, tras tres intentos, uno en febrero, otro en abril y el tercero en este mes.

A corto plazo el índice americano presenta soporte en 14844 puntos. Si bien nuestra opinión sobre los índices americanos apuntan a la realización de un techo en el medio plazo en esta zona, no descartaríamos asistir en las próximas sesiones a cotas de 15500 puntos, o algo por encima para completar un eventual proceso de distribución, que pueda confirmar un techo temporal a medio plazo antes de continuar subiendo en el largo plazo.