Los pisos (viviendas integradas en edificios) se devaluaron un 11% en el primer semestre del año en línea con el ajuste del sector de la vivienda y lo seguirán haciendo en 2010, según la patronal de las tasadoras ATASA, que, sin embargo, observa una de cierta "ralentización" que, de mantenerse, haría caer el valor de los pisos "por debajo del 10%" al cierre del año. En rueda de prensa para presentar el IV Congreso bajo el lema 'Sociedades de Tasación: El rigor en la valoración', el presidente de la organización, Luis Leirado, expuso algunos de los resultados de la actividad de las tasadoras durante la primera mitad del año, que arrojan también un caída del valor de los viviendas unifamiliares del 6,9%.