Arranca la OPA sobre Mediaset: ¿Qué recomiendan hacer  los analistas?

La oferta se dirige al 100% del capital de Mediaset España, si bien se excluyen de la misma 174.402.720 acciones representativas del 55,69% del capital que pertenecen directa e indirectamente al oferente y se encuentran inmovilizadas, por lo que se extiende de forma efectiva a 138.763.424 acciones de la filial española de Mediaset representativas del 44,31% de su capital social.

La contraprestación es de tipo mixto y consiste en el canje de 624.435.408 acciones A de nueva emisión de MFE-Mediaforeurope y el pago de algo más de 258 millones de euros por dicho porcentaje de capital de la compañía presidida por Borja Prado. De este modo, y en términos más concretos, el grupo ofrece como contraprestación un pago en efectivo de 1,86 euros y un canje de acciones a razón de 4,5 acciones ordinarias de MFE por 1 acción de Mediaset España. Además, MFE pagará tras la operación un dividendo de 5 céntimos por acción, lo que supone aumentar el pago por cada acción de Mediaset en 22,5 céntimos.

A precios actuales por cada acción de Mediaset se recibirían en total 4,452 euros, lo que supone una prima de un 9,4%. La oferta está condicionada a que se alcance el 66,15% e implica en la práctica un 29,31% del capital no controlado por MFE.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

“Nuestra recomendación es acudir a la OPA”, explica Esther Gutiérrez de la Torre, analista de Bankinter. En primer lugar, “el precio ofrecido nos parece razonable”, teniendo en cuenta que implica una prima de un 9,4% respecto a la cotización actual.

Además, “no vemos probable que surja una oferta competidora en un contexto en que MFE ya controla un 55,7% del capital de Mediaset y una vez que Vivendi ya no representa un problema de bloqueo de la operación (como sucedió en 2019/2020)”, añade Gutiérrez de la Torre, por lo que “pensamos que es muy probable que la oferta salga adelante y que Mediaset sea excluida de cotización”. 

Por último, “la operación tiene sentido desde el punto de vista estratégico”. “El sector media se enfrenta a un entorno de caída de ingresos publicitarios y de aumento de competencia. La entrada de grandes compañías de contenidos por Internet implica que la publicidad se redirija hacia este nuevo y pujante segmento de mercado que gana penetración a tasas elevadas. Con ello, las cuentas de las compañías de media se resienten. Por ello, la consolidación sectorial, ganar tamaño, tiene sentido: permite reducir costes, reforzar contenidos y colaborar en el desarrollo de sistemas de streaming”, explica.

Hoy las acciones de Mediaset España suben un 1,18% a media mañana hasta alcanzar los 4,11 euros en el Mercado Continuo. El valor se sitúa prácticamente plano (0,10%) en lo que va de año, con la capitalización bursátil justo por debajo de los 2.900 millones de euros.