El grupo siderúrgico ArcelorMittal proyecta aplicar un plan de reestructuración para reducir entre 450 y 600 empleos en su planta de Lieja (Bélgica) en los próximos tres o cuatro años, según adelanta el diario belga La Libre Belgique. El ajuste, sobre una plantilla total de 1.780 trabajadores, se ejecutará en paralelo al plan industrial que la multinacional ha diseñado para sus instalaciones en Lieja y que prevé la reapertura de un alto horno, según el diario. ArcelorMittal intentará con el recorte mejorar el rendimiento de la acería belga. Las acciones de ArcelorMittal cecen a las 10:07 horas un 0,88 por ciento y se colocan a 48,40 euros.