El magnate Lakshmi Mittal, de origen indio y propietario de ArcelorMittal, número uno mundial del acero, estudia la construcción de dos fábricas de acero en India por unos 18.000 millones de dólares, la mayor inversión extranjera en el país. Esta inversión eclipsaría los planes de su rival surcoreano POSCO para construir una fábrica de acero por 12.000 millones de dólares en el Estado de Orissa (este de India).