Applus ha cerrado el primer trimestre del año con un resultado neto de 16,3 millones de euros, lo que supone un descenso del 7,9%, con respecto a los 17,6 millones que cosechaba en el mismo periodo de 2016. Los ingresos, por su parte, se sitúan en los 789,3 millones sin apenas cambios.

El beneficio por acción (BPA) de Applus se ha contraído un 2,9%, hasta los 0,13 euros, desde los 0,14 previos, hasta junio. Así, el grupo ha ganado 16,3 millones de euros, frente a los 17,6 millones cosechados en los seis primeros meses de 2016.

Tras nueve trimestres de descensos, los ingresos logran repuntan un 0,7%, hasta alcanzar los 789,3 millones, desde los 783,7 millones anteriores.

El Ebitda, por su parte, cede un 1,2% y se sitúa en 90,2 millones, frente a los 89,5 millones del primer semestre del anterior ejercicio.

Vea también: Rotamos posiciones y mantenemos exposición

Applus destaca que el margen de la división de Energy & Industry se ha incrementado en 30 puntos básicos como consecuencia de la integración realizada en el ejercicio anterior. Mientras que los ingresos de la división de Auto se mantuvieron estables, se consolidaron los contratos en Uruguay con una mejora de las condiciones y se obtuvo un nuevo contrato en Ecuador. Finalmente,  las divisiones de IDIADA y Laboratories tuvieron un fuerte crecimiento de los ingresos.

Fernando Basabe, consejero ejecutivo de la compañía, explica que “tras nueve trimestres en los que los ingresos decrecieron, siguiendo la tendencia del mercado del petróleo y el gas, los ingresos del segundo trimestre del ejercicio 2017 han estado en línea con los reportados en el mismo periodo del ejercicio anterior. Asimismo, el margen del resultado operativo ajustado del semestre también se mantuvo estable gracias a los ahorros en costes”.

De cara al conjunto de 2017, el ejecutivo detalla que sus expectativas “continúan sin cambios. Prevemos que los ingresos orgánicos a tipos de cambio constante y el margen del resultado operativo ajustado se mantengan en línea con los obtenidos en 2016. En el medio plazo, en cuanto mejoren las condiciones adversas que han estado impactando a la división de Energy & Industry, esperamos que nuestra posición en los mercados en los que operamos nos permitirá beneficiarnos de sus favorables tendencias de crecimiento”.

Vea también: Los medios de comunicación caen a fase de rebote