Falsa alarma, los inversores no han tardado en salir del parqué estadounidense tras una apertura en positivo pendientes de las decisiones de política monetaria que, entre hoy y mañana, tome la Fed. Wall Street regresa al rojo y el Dow Jones cae un 0,13% hasta los 11.386 puntos, el S&P 500 sube un ligero 0,01% y el Nasdaq un 0,04%. En el mercado de divisas el euro cede a 1,366 dólares y, en el de materias primas, el barril de West Texas sube a 85,94 dólares.

Hoy Bernanke y los suyos se ponen manos a la obra. Comienza la reunión de dos días de la Fed de la que se espera salgan nuevas medidas de estímulo para la maltrecha economía estadounidense, vía Quantitative Easing o vía ‘Operación Twist’ y el canje de bonos del Tesoro a corto plazo por bonos a más largo plazo a fin de estimular la aletargada economía de Estados Unidos.

Eso sí, las referencias macro propias del día no son muy positivas. La construcción de nuevas viviendas en EE UU bajó un 0,5% en agosto hasta 571.000 unidades en tasa anual, después de registrar un descenso del 2,3% en julio.

En el apartado empresarial, Apple sube un 1,42% y cotiza a máximos de 52 semanas ubicándose en los 417,72 dólares.

En el sector financiero, tan dependiente de las medidas que tome la Fed o el Gobierno estadounidense, se tiñe de bicolor. Bank of America cae un 0,21% y Citigroup un 0,07%, mientras JPMorgan sube un 0,46 y Wells Fargo un 0,66%.