La banca andorrana explicó hoy que mantendrá el secreto bancario, salvo en supuestos excepcionales delimitados por la futura ley, tras el compromiso adquirido con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para dar más transparencia al sistema financiero, según informó en un comunicado la Associació de Bancs Andorrans (ABA). El intercambio de información que prevé la declaración, solo será efectiva bajo demanda justificada y fundamentada, sin que esto suponga facilitar, en ningún caso, listados de personas, es decir solicitudes colectivas y generalizadas de información, lo que se conoce como 'fishing expeditions'.