American Airlines reducirá un 5,5% su capacidad en las rutas internacionales a partir del próximo mes de agosto debido a las "dificultades a las que se enfrenta la industria aérea actual", informó hoy la aerolínea estadounidense en un comunicado. La reducción supone en el mercado europeo la disminución de las frecuencias en determinadas rutas o volar con aviones más pequeños. De esta forma, American Airlines operará el enlace Madrid-Miami con un Boeing 767, frente al 777 que empleaba actualmente, y la ruta Barcelona-Nueva York con aviones 757.