La compañía aérea American Airlines ha cancelado hoy casi 600 vuelos, con lo que ya se elevan a unas 3.000 las suspensiones esta semana, aunque prevé que aumente este viernes el número de aviones MD-80 en servicio. La aerolínea estadounidense explicó hoy que alrededor de la mitad de la flota de ese modelo de aparato comenzaría a prestar servicio desde la mañana y preveía que subiera al 60% por la tarde. La compañía sigue tratando de ofrecer alternativas de vuelo a los miles de clientes afectados por las cancelaciones, a la vez que sus equipos de mantenimiento continúan con las revisiones técnicas exigidas por las autoridades federales de aviación. Inspectores de la Agencia Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) no se mostraron conformes a comienzos de semana con algunos detalles del sistema de cableado en la zona del tren de aterrizaje de los aviones MD-80, lo que obligó a la compañía a una revisión exhaustiva e inmediata de los 300 aparatos de esa flota.