El dueño de Inditex y de una de las mayores fortunas del país, Amancio Ortega, ha duplicado su participación en el BBVA durante el segundo trimestre del año y ha entrado en el capital del Santander, Telefónica y Ferrovial. Por el contrario, Ortega, que opera a través de su sociedad de inversión Keblar, ha vendido sus acciones de Repsol YPF, Iberdrola y Acerinox, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Keblar ha invertido 20,5 millones adicionales en títulos del BBVA, con lo que el valor de su participación en el banco asciende ya a 41,6 millones. También ha optado por entrar en Ferrovial, con una inversión de 12,8 millones; en Telefónica, con 8,3 millones; y en el Santander, con 13 millones. Keblar ha salido de Repsol, donde tenía invertidos 25 millones de euros; de Iberdrola, donde contaba con una participación valorada en 3,5 millones; y de Acerinox, donde había invertido 9,6 millones.