El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, anunció hoy que pedirá a las autoridades chinas más flexibilidad en la política de tipos de cambio del yuan, aunque admitió que no será fácil que los cambios se lleven a cabo rápidamente. Almunia viajará a finales de mes a China junto con el primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, y el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, para hablar sobre tipos de cambio. Los países de la eurozona están preocupados por la infravaloración del yuan, que penaliza las exportaciones europeas y pone en riesgo la recuperación.