Después de hacerse con el control de Vivo, el presidente de Telefónica ha descartado que la operadora vaya a realizar más compras.

El presidente de Telefónica, César Alierta, ha descartado que la operadora vaya a realizar más adquisiciones, una vez que ha completado la toma de control en la brasileña Vivo tras comprar a Portugal Telecom su participación del 30% por 7.500 millones de euros.

"Algunos inversores creen que vamos a seguir comprando cosas, pero no lo vamos a hacer", señaló Alierta en una entrevista al diario The Wall Street Journal.

La operación de Vivo ha permitido a Telefónica convertirse en el principal operador integrado de telecomunicaciones en Brasil, alcanzar una participación de mercado del 27% y atender alrededor de 70 millones de usuarios en el país. "Vivo es una marca muy reconocida, una de las mejores de Brasil. Así que nuestra operadora de telefonía fija también se va a llamar Vivo", explicó Alierta.