El ministro alemán de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg, responsabilizó hoy a EEUU de la falta de acuerdo para la solución fiduciaria propuesta por el gobierno de Berlín, tras la maratoniana reunión mantenida en Cancillería en busca de una solución para la filial europea de General Motors (GM). Por parte de EEUU se presentaron "sorprendentemente nuevas cifras", que obligarían al Estado alemán a cubrir unos 300 millones de euros más -adicionales a los 1.500 millones de euros previstos-, indicó zu Guttenberg esta mañana, en declaraciones a la televisión pública alemana. Esto supone "una nueva situación", que obliga a replantearse la solución fiduciaria favorecida por Berlín, por lo que se decidió suspender las negociaciones y convocar una nueva reunión para el viernes, explicó el ministro.