El Gobierno de Alemania no tiene intención de ofrecer a Grecia "ni un céntimo" de ayuda financiera, según afirmó el ministro alemán de Economía, Rainer Bruederle, pocas horas antes de que el primer ministro griego, George Papandreou, se reuna en Berlín con la canciller, Angela Merkel, en busca del apoyo de la 'locomotora' de la zona euro a sus medidas de austeridad para resolver la crisis fiscal que atraviesa Grecia. "El Gobierno no tiene intención de dar ni un céntimo", expresó Bruederle, que es miembro del FDP (Partido Liberal Demócrata), fuerza que comparte la coalición de Gobierno con los conservadores de Merkel y que ha liderado la oposición a cualquier ayuda financiera de Alemania a Grecia, en sintonía con la mayor parte de la opinión pública de Alemania.