La actividad económica en Alemania repuntó en el primer trimestre del año, impulsada por la fortaleza de la construcción y de la inversión empresarial, según los datos publicados el martes por la oficina federal de estadísticas. En el trimestre, el producto interior bruto creció un 1,5% trimestral, después de aumentar 0,3% en el cuarto trimestre de 2007. En términos anuales, el crecimiento se aceleró un 2,6% frente a la subida del 1,8% interanual registrada en el cuarto trimestre.
Los datos, ajustados a efectos de calendario, están en línea con las cifras adelantadas publicadas el 15 de mayo. El principal motor de crecimiento fue el gran nivel de inversiones, con un crecimiento del 4% en inversión en maquinaria y equipamiento en el primer trimestre de 2008 frente al cuarto del pasado año. El gasto en consumo del Estado fue de un 1,3%, mientras el de los hogares subió un 0,3%.