Alcoa acumuló durante el primer trimestre del año un beneficio neto de 308 millones de dólares (27 centavos por acción), saliendo así de los números rojos que acumuló en el mismo periodo de 2010.

Esta mejora de los resultados de Alcoa -que contrasta con las pérdidas de 201 millones de dólares (19 centavos por acción) del primer trimestre del año pasado- se debió en gran parte al encarecimiento del aluminio, así como al aumento interanual del 22 % de su facturación, que alcanzó los 5.958 millones de dólares.

La alumínima presentó dichos resultados al cierre de la sesión de ayer.