El fabricante de equipos de telecomunicaciones Alcatel-Lucent dijo el miércoles que espera una caída de sus ventas anuales si se mantiene la actual debilidad del dólar, así como posibles demoras en el gasto de sus clientes. El grupo, que anotó una pérdida en sus resultados del primer trimestre, recortó el pronóstico anual del sector de equipos de telecomunicaciones, al decir que espera un mercado estable para este año y que estima que sus propias ventas de 2008 caerían entre un 2 y un 5 por ciento. En febrero, Alcatel-Lucent esperaba para el sector ventas estables o ligeramente mejores a las del año pasado y había dicho que apuntaba a superar el desempeño del mercado. El pronóstico del miércoles de Alcatel-Lucent se hizo eco de las palabras de su rival Ericsson, que señaló hace días que esperaba que el mercado permaneciera estable este año.