David Kenny, presidente de Akamai Technologies instó a las compañías estadounidenses a estar más a alerta en cuanto a la seguridad de la red, tras la ola de ataques a la seguridad cibernética de empresas como Sony y Lockheed Martin.

“Las empresas deberían invertir más tiempo y dinero en medidas de seguridad para mantener el ritmo de crecimiento de Internet y la explosión de ‘la nube’ tecnológica”, expresó ayer el dirigente de la compañía tecnológica.

“No es sexy”, dijo Kenny. “Es como comprar un seguro. Realmente los piratas informáticos inteligentes han tenido una década para encontrar la manera de hackear los servidores de seguridad”, añadió.

La seguridad es una parte de “muy rápido crecimiento” en Akamai, que administra una red de servidor que ayuda a los clientes a ofrecer la información más rápidamente, según las palabras del presidente. “Tienen que ser las mismas empresas las que se blinden de estos ataques, que cada vez proceden en mayor medida de fuera de los Estados Unidos”, comentó.

“Durante el cuarto trimestre de 2010, los ataques provenientes de 207 países, con Rusia a la cabeza, representan el 10%”, informó Kenny.

La compañía, que dice Kenny que se está esforzando para alcanzar unas ventas anuales de 10 billones de dólares, cuenta con una red de más de 90.000 servidores. Esto permite a los clientes corporativos, sitios de comercio electrónico y a las empresas de comunicación distribuir de forma segura contenidos y aplicaciones a través de Internet.

Akamai proporciona datos para el iTunes de Apple, y secuencias de vídeo para Netflix.

A las 19.00 hora española, la cotización de Akamai en Nueva York cae a 29,60 dólares (-1,46%). Apple cae en torno a un 1,22% a 327,44 dólares y Netflix desciende alrededor de un 0,98%, hasta 260 billetes verdes. Sony también baja, en su caso, un 1,57% hasta 25,21 dólares; Lockheed en torno a un 0,08% a 77,83.