Las acciones de Aisa cotizan con una fuerte subida del 9,15% hasta los 1,55 euros tras depositar el pago de 1,3 millones de euros a Asefa. La inmobiliaria está estudiando la demanda presentada por la aseguradora Asefa, que le reclamaba esta canditad como cobro de un seguro por el retraso de Aisa en la entrega de unas viviendas, y que provocó el desplome de sus acciones esta semana. El portavoz indicó que la inmobiliaria está estudiando la solicitud presentada por la aseguradora en el juzgado mercantil de Barcelona el pasado lunes y notificada a Aisa el miércoles para que la compañía declare su situación concursal. “La compañía está estudiando la demanda presentada por Asefa y evitará pronunciarse al respeto hasta que finalice el plazo para responder a la solicitud de Asefa”, explicó.