Airbus desmintió hoy que el consorcio aeronáutico esté considerando retirar los A330 y A340 para reemplazar los sensores de velocidad, tras el accidente del avión de Air France, ya que aseguró "pueden utilizarse sin peligro".
Según publica hoy el diario francés 'Le Figaro', el fabricante estaría dispuesto a dejar en tierra su flota de sendos modelos, de aproximadamente 1.000 aviones, y ordenar a las aerolíneas que operan con ellos el cambio de los sensores de velocidad, después de que su fiabilidad pusiera en tela de juicio la seguridad de sus aeronaves tras el accidente del avión de Air France.