Las aerolíneas Air France-KLM y Delta Airlines anunciaron hoy la formación de una empresa conjunta para operar sus vuelos entre Europa y Estados Unidos, tras el acuerdo de "cielos abiertos" firmado entre Washington y Bruselas, lo que les permitirá controlar el 25% del tráfico transatlántico. En total, la nueva alianza propondrá más de 200 vuelos diarios en estas líneas, lo que supone unos 50.000 asientos al día, indicaron los responsables de las tres aerolíneas en una rueda de prensa conjunta en París.