La compañía aseguradora estadounidense American International Group (AIG), que tuvo que ser rescatada por el Gobierno para evitar su bancarrota y que ha recibido más de 180.000 millones de dólares en ayudas públicas, ha acordado la venta de su sede en Nueva York, así como de otro edificio de oficinas adyacente, según informa el diario `The Wall Street Journal´, que cita a una fuente conocedora de la situación.
Según los términos del acuerdo, del que no han trascendido las cifras ni la identidad del comprador, AIG seguirá ocupando su sede neoyorquina, ubicada en el número 70 de Pine Street, en Manhattan, hasta finales de 2010.

Sin embargo, la aseguradora deberá abandonar a finales de este año las oficinas del edificio adyacente, situado en el número 72 de Wall Street.

La venta de estos inmuebles se enmarca en la estrategia de desinversiones de la entidad estadounidense tras alcanzar un acuerdo en el día de ayer para la venta de sus actividades de créditos al consumo en Argentina al Banco Galicia y al Grupo Pegasus.

En concreto, AIG se desprenderá de Compañía Financiera Argentina (CFA), Cobranzas y Servicios y AIG Universal Processing Center por una cantidad que la prensa estadounidense cifra en unos 44 millones de dólares (31 millones de euros). Asimismo, Banco Galicia se hará con el 80% de estos activos, mientras Pegasus adquirirá un 20% de los mismos.