La aseguradora estadounidense AIG ocultó durante la crisis financiera pagos por valor de 62.000 millones de dólares (43.300 millones de euros) en las comunicaciones enviadas a la Securities and Exchange Commision (SEC) a finales de 2008, con conocimiento de la Reserva Federal de Nueva York, según unos e-mails existentes entre los abogados de la aseguradora y la Fed neoyorquina, citados hoy por la prensa estadounidense
.