El Ministerio de Administraciones Públicas ha adjudicado 156 millones de euros del Fondo Social Europeo (FSE) para financiar 140 proyectos que han presentado 135 entidades locales, cuyo objetivo es la inserción laboral de los desempleados. Las ayudas se dirigen especialmente para fomentar el empleo en el sector de los servicios de atención a personas con necesidades especiales, como niños, ancianos o discapacitados, con prácticas, formación o cualificación de personas con especiales dificultades para encontrar trabajo.