Adidas subió en el primer semestre su beneficio neto hasta 349 millones de euros, un 18,3 % más que en el mismo periodo de 2010.

El motivo de este incremento en sus ganancias hay que buscarlo en la subida también de sus ventas tanto en Europa como en China, a pesar de la fortaleza de la moneda comunitaria.

La compañía alemana informó de que la facturación subió entre enero y junio un 13,4 %, hasta 6.337 millones de euros. La fortaleza del euro frente al dólar tuvo efectos negativos en su filial estadounidense Reebok.

Las ventas subieron en Europa occidental en este periodo un 10,7 %, principalmente en Alemania, Francia, Italia y España. En las economías europeas emergentes las ventas se elevaron un 18,5 %, en Norte América, un 10,6 %, y en Latinoamérica, un 11 %.