Durante el primer semestre del año, ACS ha invertido 445 millones de euros en promoción de instalaciones de generación de energías renovables, un  importe que representa el 42,4% de la inversión total de 1.049 millones realizada por el grupo en este periodo.
La compañía que preside Florentino Pérez destinó 341 millones de euros al desarrollo de plantas termosolares entre enero y junio, y otros 104 millones a parques eólicos.

Asimismo, durante la primera mitad del año ACS facturó 137,2 millones de euros por la explotación de las instalaciones de 'energía verde' que ya tiene en servicio, cifra un 26,6% superior a la de un año antes.

A cierre de 2009, el grupo de construcción, servicios y energía contaba con una cartera de instalaciones de energía limpia en explotación que sumaba una potencia total de 1.324,25 megavatios (MW).

De los activos en marcha, 1.174,55 MW corresponden a parque eólicos en España y Portugal, y los 150 MW restantes, a las termosolares ubicadas en Badajoz y Granada.

Además, ACS cuenta con una cartera de proyectos de energía limpia en construcción que suman 500 MW, y otros 1.866 MW en fase de proyecto y financiación, según los datos de cierre del pasado ejercicio.

Entre estos últimos destacan las instalaciones eólicas y termosolares con las que la compañía busca entrar en el mercado de energías renovables de Estados Unidos, que en conjunto alcanzan una potencia total instalada de 550 megavatios (MW).

Estados Unidos se sitúa así como el tercer país, junto a México y Portugal, en el que la compañía de construcción y servicios extiende su rama de 'energía verde'.

Todo ello se enmarca en la apuesta del grupo por las renovables, que se refleja en los 3.163 millones de euros que ACS invirtió en este negocio en 2009, un 45% más que un año antes y el 68% del monto inversor total de la compañía en el pasado ejercicio.