La constructora ACS ha comunicado en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que está sondeando el mercado con el objetivo de sacar a bolsa una sociedad que agruparía un conjunto de activos fotovoltaicos, eólicos, termosolares y otros activos sostenibles tanto en operación como en desarrollo y promoción gestionados por su filial Cobra.

La compañía que lidera Florentino Pérez apunta que está valorando la operación con entidades financieras como Goldman Sachs, Natixis y Société Générale, así como "con otras entidades financieras".

En relación con dicha operación, se hace constar en todo caso que de momento no se ha fijado ninguna valoración o rango de valoración sobre la referida sociedad y que ni los órganos sociales de ACS ni los de Cobra han adoptado ninguna decisión formal al respecto, dado que la operación se encuentra en fase preliminar de estudio y análisis.

ACS confirma que está sondeando sacar a bolsa una filial renovable

ACS ya tuvo una filial de renovables en bolsa como Saeta Yield, que fundó en 2014 para segregar todos sus activos de energía renovable. Saeta Yield salió en bolsa en 2015, con la estructura corporativa llamada YieldCo, que está enfocada en generar dividendos, que están fundamentados en los activos de la compañía. Tienen la forma de fondos cotizados en bolsa, con ventajas fiscales.

En febrero de 2018, ACS y el fondo GIP venden Saeta Yield a Brookfield a través de una OPA valorada de 995,23 millones de euros. ACS contaba en el momento de la venta con una participación en Saeta del 24,21%, por lo que recibió 240 millones de euros con la venta a Brookfield. 

ACS cae este viernes un 0,4% en el Ibex 35 hasta los 40,35 euros por acción. El mercado es consciente de que las renovables están protagonizando un auténtico 'rally' en el mercado este 2019, al calor del acuerdo de París 2020. En el Ibex 35 empresas como Acciona o Siemens Gamesa se anotan alzas del 40% en 2019.