Los accionistas de Bear Stearns que presentaron una demanda por la planeada adquisición de la firma por parte de JPMorgan Chase & Co retiraron su solicitud de un requerimiento judicial preliminar para frenar la transacción, informó el lunes Reuters. La agencia de noticias citó a uno de los abogados de los demandantes. La demanda continuará en la Corte Suprema del Estado de Nueva York, pero ahora se centrará en obtener compensación monetaria por daños para los accionistas de Bear Stearns, dijo a Reuters Daniel Krasner, socio de la firma de abogados Wolf Haldenstein Adler Freeman & Herz LLP. Los accionistas de Bear Stearns podrían buscar en la demanda una compensación por daños de al menos US$2.800 millones, agregó el abogado.