Acciona ha logrado con un grupo de catorce bancos un préstamo de 1.500 millones de euros para financiar la compra de activos renovables de Endesa que se materializará mañana jueves. El préstamo contará con un plazo de amortización de dos años y está concebido como un 'club deal'.
Entre las entidades que financian la operación figuran los principales bancos y cajas (Santander, BBVA, Banesto, Caja Madrid, 'La Caixa', Banco Popular y Banco Sabadell), entidades extranjeras (Intesa, Royal Bank of Scotland y Société Generale) y cajas de ahorro como Caja Asturias, Caja Badajoz y la Kutxa.

El grupo que preside José Manuel Entrecanales recibió una sobreoferta de 500 millones de euros cuando solicitó esta financiación, según las mismas fuentes.

Acciona destinará este préstamo y la plusvalía generada por la venta de su participación en Endesa (unos 1.500 millones de euros del total de 11.107 millones que obtiene por su 25% en la eléctrica) a comprar a la compañía a partir de ahora controlada por la italiana Enel un conjunto de activos de generación de energía renovable por un importe total de 2.890 millones de euros.

Se trata de un conjunto de infraestructuras de generación de energía eólica e hidráulica ubicados en España y Portugal que suman 2.105 megavatios (MW) de potencia. Todos ellos están operativos y libres de deuda.

Con su integración en Acciona, que se materializará mañana, la compañía se convertirá en el segundo grupo de 'energía verde' del mundo y en cuarta eléctrica española con alrededor de unos 6.500 MW operativos.

PLAN ESTRATÉGICO

No obstante, el grupo controlado por la familia Entrecanales prevé seguir impulsando sus inversiones en renovables a partir de la plataforma que creará tras sumar estos activos y el refuerzo que dará a su capacidad financiera al salir de Endesa.

De hecho, ya diseña un plan estratégico para la división de energía que prevé tener listo el próximo mes de julio, según indicó recientemente el presidente del grupo.

Esta operación forma parte del acuerdo alcanzado el pasado mes de febrero para vender la participación que Acciona tiene como segundo accionista de Endesa y salir así del capital de la eléctrica. Todo ello se materializará mañana jueves con la ejecución simulténea de la venta de acciones y la compra de activos.

De esta forma, Acciona cerrará el capítulo de Endesa que inició en septiembre de 2006, y lo hará un mes y medio antes de lo previsto en el acuerdo suscrito con Enel, que estimaba la conclusión de la operación en agosto, y en vísperas de la celebración de la junta de accionistas de la eléctrica, convocada para el próximo 30 de junio.