Los principales índices de Wall Street inician la semana con caídas, en línea con el resto de mercados desarrollados. Todas las miradas están puestas en Washington, donde el martes y el miércoles la Reserva Federal (FED), podría decidir subir tipos. También en la reunión del G-20 que se celebrará en Buenos Aires.

Así, el S&P 500 cede un 0,50%, el Dow Jones se retrae un 0,46% y el Nasdaq cae un 0,89%.

El Nasdaq, de hecho, es  uno de los peores índices de la sesión después de que este fin de semana se haya conocido algunos problemas de seguridad en los datos de Facebook y que Apple se esfuerza en desarrollar sus  propias pantallas.  Twitter también ha iniciado la sesión con caídas.

Sin embargo, lo que preocupa a todo el mercado es cuál será el mensaje que emitirá el próximo miércoles la FED, durante la primera reunión con Jerome Powell, el presidente, al frente de la institución. Parece que los inversores descuentan una subida de tipos de interés en marzo, aunque como siempre el diablo estará sentado en las previsiones de los miembros del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) y en el famoso gráfico de puntitos, en el que ellos mismos estiman cuántas subidas podrían producirse cada año.  Lo que preocupa a las bolsas es un proceso acelerado de encarecimiento del precio del dinero, por el momento, el FOMC y el mercado se decantaban hasta ahora por tres alzas de un cuarto de punto en 2018. Lo sexy de la próxima reunión, además, será ver el tono y el perfil que Powell quiere imprimir a sus comparecencias ante la prensa.

Pero en un mundo en el que Estados Unidos está intentando imponer una retórica pre bélica-comercial, la reunión del G-20 de esta semana en Buenos Aires retoma interés.

En el mercado de divisas el bitcoin ha vuelto a recuperar la cota de 8.000 dólares después de desplomarse un 13% el viernes de la semana pasada y el petróleo también cede.