Todo el mundo espera que el acuerdo entre Demócratas y Republicanos concluya con éxito y pronto. De no ser así la próxima semana, el día 17, se acabará el dinero en las arcas del tesoro y el default podría llegar a ser insalvable. Con toda probabilidad no suceda, y eso es lo ha insuflado el ánimo a los inversores, que han llevado a los índices americanos a sus niveles más altos desde septiembre.

Así, el S&P 500 ha acabado la sesión con una subida del 0,63%, el Dow Jones ha cerrado con ganancias del 0,73%, y el Nasdaq ha concluído la semana con avances del 083%.

Todo esto en una sesión en la que el sector financiero ha comenzado la presentación de sus resultados con unas líneas muy parecidas a la que esperaban los expertos. Caídas en los ingresos hipotecarios y descenso, también, en la concesión de créditos a empresas. (Ver: los resultados financieros puntúan doble)

JP Morgan ha presentado las primeras pérdidas trimestrales desde que Jamie Dimon se hizo consejero delegado. Unas pérdidas muy ligadas a las provisiones que ha tenido que hacer el banco para posibles pagos judiciales. (Ver noticia)

La dinámica del negocio de Wells Fargo ha sido parecida. Ha podido compensar la caída del negocio hipotecario rescatando provisiones y también, gracias a la caída de la morosidad. En cualquier caso, los expertos no han visto que los resultados hayan sido especialmente positivos. (Ver noticia)

Y mientras dura el shutdown, que se acerca ya a las dos semanas. Hoy hemos conocido que la confianza de los consumidores cayó por tercer mes consecutivo, según muestra el indicador de la Universidad de Michigan. (Ver noticia).

Unos datos que se han visto refrendados con las cifras de ventas comparables que han presentado la asociación de Centros Comerciales y que muestra una reducción con respecto al mes de septiembre del año pasado. De hecho, algunas cadenas como GAP han sufrido caídas en sus ventas. Las acciones de la compañía han cerrado con caídas de un 7%. (Ver noticia

Durante la sesión de hoy Micron Technology también ha sufrido fuertes descensos, del 6%, pese a unos resultados del cuarto trimestre fiscal mejor de lo esperados. Todo porque los analistas de Wells Fargo han reducido su recomendación hasta infraponderar. (Ver noticia)

Hoy las tecnológicas se han apuntado algunas caídas, aunque más débiles que en algunos momentos de la semana, cuando Facebook, por ejemplo, llegó a caer hasta un 10% en tres días. (Ver: Google o Yahoo!, ¿cuál es la más rentable?

En este contexto, la rentabilidad del bono a 10 años  ha caído hoy ligeramente para cerrar en 2,68%, después de alcanzar en algunos momentos de esta semana el 2,72%.

También ha caído el oro, más de un 2%, hasta 1.269 dólares la onza. Durante la semana algunas firmas de análisis han hablado de la posibilidad de que el metal precioso siga cayendo el año que viene. Si nada cambia, este será el primero en trece años, que los inversores en oro acaban en negativo. (Ver noticia)

El petróleo ha cerrado con ligeras caídas y el brent ha terminado la jornada en 111,20 dólares el barril. El dólar, mientras tanto, ha cedido hoy posiciones. El EURUSD ha termiando en 1,3549.