Recogida de beneficios en Wall Street ante unos resultados mixtos, datos macro más débiles de lo esperado y un nuevo revés político a Donald Trump. El euro se mantiene fuerte frente al dólar sobre los 1,15; y el crudo repunta con cierta alegría por encima de los 49 dólares el barril de Brent.

Pisa el acelerador la temporada de presentación de resultados del segundo trimestre en Estados Unidos y Wall Street abre a la baja, mientras un nuevo fracaso político de la Administración Trump debilita con fuerza al dólar frente al euro, que ve máximos de 14 meses, sobre los 1,15 dólares.

Y es que, vuelve a retrasarse la reforma sanitaria. “De nuevo, la debilidad del presidente prueba que no está en las mejores condiciones para sacar adelante su agenda política, y acometer las reformas económicas que prometió en campaña (rebaja fiscal y plan de inversiones), y que en esencia, han creado grandes expectativas entre los inversores, expectativas que son la causa de la fuerte subida de las Bolsas desde el mes de noviembre del año pasado”, recuerda Daniel Pingarrón, de IG.

Vea también: "Repsol, un valor que sube a trancas y barrancas y tiene un movimiento muy subdividido al alza"

Tampoco acompaña la caída del 0,2% registrada por los precios a la importación de junio, a la espera del índice NAHB del mercado de viviendas.

Y, en el plano empresarial, destaca la remontada de Netflix, ante la positiva cifra de nuevos suscriptores; que se ve compensada por los descensos de Harley-Davidson, tras batir las previsiones con sus cifras trimestrales, pero rebajar el guidance anual.

Con ‘números rojos’ reciben también sus cuentas, que cumplen con las expectativas, tanto Goldman Sachs como Bank of America. Descensos asimismo para Johnson & Johnson, cuyas ventas no han alcanzado lo esperado por los analistas.

Vea también: Tres acciones del Ibex 35 para un rebote

Finalmente, en otros mercados, el crudo remonta con fuerza, sobre los 46 dólares el barril de West Texas; y por encima de los 49 el de Brent.