Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York registran subidas, anticipando una apertura al alza después de que Wall Street cerrase la jornada de ayer con descensos, ante los renovados temores a una guerra comercial y las nuevas caídas de las compañías tecnológicas.

Los futuros del Dow Jones suben un 0,35%; los del S&P 500, un 0,42%, y los del Nasdaq, un 0,48%.

Así, Wall Street busca el rebote tras los descensos que registró en la jornada de ayer, marcada por los temores renovados a una guerra comercial con China y por la mala racha del sector tecnológico. El Dow Jones perdió un 1,90%, hasta 23.644,19 puntos, mientras que el selectivo S&P 500 bajó un 2,23% y el Nasdaq, un 2,74%.

El Dow Jones y el S&P 500 cerraron con pérdidas el primer trimestre de 2018, algo que no sucedía desde 2015.

El sector tecnológico continuó con la mala racha que atraviesa desde hace días, encabezada ahora por Amazon, empresa a la que el presidente Donald Trump acusó otra vez de causar pérdidas en el Servicio Postal y de perjudicar al comercio minorista. En concreto, las acciones de la compañía fundada por Jeff Bezos bajaron un 5,21%. Desde comienzos de la semana pasada, Amazon ha caído en bolsa cerca de un 12%.

Del descenso del gigante del comercio electrónico se contagiaron otros grandes nombres: Facebook (-2,75%), todavía sumido en la polémica sobre su filtración de datos a una consultora; Apple (-0,66%); Netflix (5,10%) y la matriz de Google, Alphabet (2,36%).

Los expertos de Link Securities destacan que el fuerte castigo que están sufriendo las grandes compañías tecnológicas estadounidenses en sus cotizaciones, se debe a diversos motivos, si bien consideran que “la razón de fondo se encuentra en las elevadas valoraciones que éstas han alcanzado, que les han llevado a suponer un elevado peso en los índices” y añaden que “al fin y al cabo las grandes compañías tecnológicas fueron las que lideraron el alza de los índices estadounidenses durante gran parte del pasado año”.

Por otro lado, las tensiones comerciales entre China y EEUU seguirán acaparando el centro de atención, después de que el gigante asiático haya anunciado tarifas sobre los alimentos importados desde EEUU por valor de 3.000 millones de dólares, en respuesta a los aranceles estadounidenses sobre el aluminio y el acero chino.

Y es que China ha incrementado aranceles en hasta un 25% a 128 productos estadounidenses, incluyendo carne de cerdo congelada, vino y ciertas frutas y nueces, lo que aumenta el temor a una guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo.

En la jornada de hoy, la agenda al otro lado del Atlántico carece de referencias de calado, mientras que a lo largo de la semana se conocerán los datos de empleo de marzo, con la encuesta ADP de empleo privado y el informe oficial de empleo, con el cambio en nóminas no agrícolas, tasa de paro y salario medio por hora trabajada. También relevantes será el ISM de servicios de marzo, y del mismo mes los datos finales de PMIs (compuesto y servicios).

En el apartado empresarial, la atención se centra en la salida a bolsa de Spotify. Cotizará bajo el símbolo 'SPOT' tras efectuar un salto directo al parqué, una fórmula poco ortodoxa por la que los accionistas pueden vender títulos en su poder sin que la compañía necesite ampliar capital y sin contar con los servicios de un banco que actúe como intermediario.

Antes de la apertura de Wall Street el euro mantiene su cambio frente al dólar, en los 1,230 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa cede un 0,09%, hasta los 67,75 dólares por barril, mientras que el West Texas estadounidense avanza un 0,29%, hasta los 63,19 dólares por barril.