Wall Street aguarda sin un rumbo definido a las actas de la Fed

El DOW JONES Ind Average bajaba un 0,39% en la apertura pero intenta un tímido rebote en la mañana con un avance de un 0,06% hasta los los 31.946 puntos, mientras que el S&P 500 sube oro 0,06% a la misma hora hasta los 3.943 enteros. El NASDAQ 100, por su parte, sube un 0,23% hasta los 11.290 puntos.

A los inversores les preocupa que el crecimiento se ralentice drásticamente en medio de unas condiciones monetarias más estrictas, y la guerra en Ucrania y los cierres de China empeoran aún más las perspectivas. Esta tarde, poco antes de que cierre Wall Street se conocerán las actas de la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal, que los inversores mirarán al detalle en busca de pistas sobre el futuro curso de subidas de los tipos de interés.

Y en lo que se refiere a la guerra en Ucrania, con el conflicto bélico enquistado más de tres meses después del inicio de la invasión, continúa la presión de EEUU y la Unión Europea sobre Rusia. El gobierno de Vladimir Putin se acerca más a un posible impago después de que el Departamento del Tesoro de EEUU haya anunciado que dejará expirar una exención de las sanciones que beneficiaba a los inversores estadounidenses.

En China, la estricta política contra el Covid-19 está pesando más que las amplias medidas de apoyo al crecimiento y mantiene a los inversores recelosos. Su compromiso de Covid Zero significa que es casi seguro que no alcanzará su objetivo de crecimiento económico por un amplio margen por primera vez en la historia. El banco central y el regulador bancario del país instaron a los prestamistas a impulsar los préstamos en el último esfuerzo por apuntalar la maltrecha economía.

“Nuestro escenario central sigue siendo que se puede evitar una recesión y que los riesgos geopolíticos se moderarán en el transcurso del año, permitiendo que la renta variable suba”, asegura Mark Haefele, director de inversiones de UBS Global Wealth Management. “Pero las recientes caídas del mercado han subrayado la importancia de ser selectivo y considerar estrategias que mitiguen la volatilidad”.

A la espera de las actas de la Fed, los inversores han conocido antes de la apertura los datos de pedidos de bienes duraderos, que subieron un 0,4% en abril, frente al 0,6% estimado y del 0,8% del mes anterior.

Wendy’s se dispara ante una posible compra

Entre los protagonistas de este miércoles se encuentra Wendy's, que se dispara un 15% después de que el inversor activista Nelson Peltz haya anunciado que está considerando una adquisición de la icónica cadena de restaurantes.

Peltz, que preside el consejo de administración de Wendy’s y ha sido un inversor del grupo durante casi dos décadas, dijo en una presentación a la SEC ayer martes que su grupo Trian Fund Management podría “explorar y evaluar la posibilidad de participar, solo o con terceros, en una transacción potencial con respecto a la Compañía para mejorar el valor de los accionistas”.  Otros dos miembros del grupo Trian -Peter May y Matthew Peltz- también forman parte del consejo de administración de Wendy’s.

La compañía ha dicho que revisará “cuidadosamente cualquier propuesta presentada por Trian Partners”, que posee una participación del 11,8%, al tiempo que añadió que actuará en el mejor interés de los accionistas.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Por su parte, Nordstrom se dispara un 10% después de que la cadena minorista haya desafiado el pesimismo sobre el sector con unas cuentas mejores de lo esperado y un aumento de su previsión de beneficios para el año.

La compañía perdió un centavo por acción sobre una base ajustada en los tres meses que terminaron en abril, pero señaló que las ventas aumentaron un 18,7% hasta los 3.570 millones de dólares. De cara a los últimos meses del año, Nordstrom espera un beneficio ajustado de entre 3,38 y 3,68 dólares por acción, con un aumento de las ventas de hasta el 8% respecto a los niveles de 2021. 

La nota negativa en el sector es Dick's Sporting Goods, que se desploma un 14% tras emitir una perspectiva más débil de lo esperado para el año completo, debido a lo que ha denominado condiciones macroeconómicas difíciles.

Más moderados son los descensos para Urban Outfitters, que baja un 1,5% tras presentar unas cuentas por debajo de las previsiones de los analistas tanto en la línea superior como en la inferior. Al igual que otros minoristas, la empresa ha lamentado el impacto negativo de la inflación en sus operaciones, incluidos los mayores costes de las materias primas y el transporte.

En el sector tecnológico, Twitter se enfrentará este miércoles a unos accionistas escépticos durante su junta anual, ya que sigue habiendo dudas sobre si la compañía de redes sociales completará su acuerdo para ser adquirida por el multimillonario Elon Musk al precio acordado.

La empresa dijo la semana pasada que seguía comprometida con el acuerdo al precio acordado. Sin embargo, los inversores no parecen estar convencidos, ya que las acciones de Twitter cerraron el martes a 35,76 dólares, lo que representa un descuento del 34% respecto a los 54,20 dólares por acción previstos para la compra.

El petróleo supera los 110 dólares y el dólar vuelve a subir

En los mercados de deuda se impone también la cautela, con pocos movimientos en las rentabilidades de los bonos. El rendimiento del bono estadounidense de deuda a diez años se sitúa en el 2,73% después de haber caído significativamente en las últimas jornadas después de que los inversores se refugiaran en la renta fija de las caídas de la Bolsa. El bono a 30 años ofrece una rentabilidad del 2,9561%.

En lo que respecta al precio del petróleo, hoy vuelve a subir por encima de los 110 dólares impulsado por la escasez de suministros y la perspectiva de un aumento de la demanda por la temporada de conducción de verano en EEUU, el mayor consumidor de crudo del mundo. “Justo antes de la temporada de conducción de verano, las existencias de gasolina en EEUU se encuentran en su nivel estacional más bajo desde 2014”, explica el analista de Commerzbank Carsten Fritsch.

Se espera que los viajes de fin de semana por el Día de los Caídos (que se celebra este lunes 30) sean los más concurridos en dos años en EEUU, una vez dejadas atrás las restricciones de la pandemia del coronavirus a pesar de los altos precios del combustible. Al mismo tiempo, el suministro mundial de crudo sigue siendo escaso, ya que los compradores evitan el petróleo de Rusia, el segundo exportador mundial, tras la invasión de Ucrania.

El barril de West Texas sube un 1,29% este miércoles hasta alcanzar los 111,22 dólares por barril, mientras que los Futuros del petróleo Brent de referencia en Europa avanzan un 1,07% hasta marcar 111,94 dólares.

El dólar se fortalece hoy además un 0,6% en su cruce frente al euro hasta un tipo de cambio de 1,0670 dólares por cada moneda comunitaria. El BCE se encuentra en pleno debate sobre la agresividad con la que debe actuar para frenar la inflación.