Los índices más importantes de la bolsa de Nueva York comienzan la sesión en positivo, pendiente todavía de la tensión provocada por Corea del Norte y de la llegada del huracán Irma, ante el aluvión de datos macroeconómicos.

En Estados Unidos continúa la tensión generada por el ensayo nuclear que Corea del Norte realizó el pasado domingo, y que llevó a los inversores hacia valores refugio. Sin embargo, a medida que las tensiones se van disipando vuelve el apetito por el riesgo.

Así, hoy Wall Street comienza la sesión en positivo, con el Dow Jones subiendo un 0,38%, el S&P 500, un 0,31% y el Nasdaq, un 0,33%.

Así las cosas el índice industrial se sitúa en los 21.828,93 puntos, con Home Depot liderando los ascensos, al subir un 1,31%, por delante de Goldman Sachs y de Exxon Mobil, que avanzan un 0,73% y un 0,63%.

En el lado contrario, lidera los descensos UnitedHealth, que cede un 0,32%, seguido de United Technologies y Du Pont, que bajan un 0,24% y un 0,11%.

Analistas del país subrayan que Corea del Norte seguirá siendo un factor que genere nerviosismo en los mercados, a lo que también hay que sumar la llegada del huracán Irma, que previsiblemente tocará la costa de Florida este fin de semana.

Ayer, el presidente de EEUU, Donald Trump, que su país venderá armamento altamente sofisticado a Japón y Corea del Sur, mientras que hoy el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha afirmado, tras reunirse con su homólogo surcoreano, que resolver la crisis nuclear de Corea del Norte es imposible sólo con sanciones y presiones, instando nuevamente al diálogo para lograr avances

Jornada la de hoy al otro lado del Atlántico repleta de referencias macroeconómicas. De hecho, ya se ha conocido que el déficit comercial de EEUU aumentó en julio menos de lo esperado. En concreto, creió un 0,3% hasta los 43.700 millones de dólares, frente a la previsión de 44.600 millones de los analistas.

El menor aumento se produce porque tanto las exportaciones como las importaciones cayeron, lo que sugiere que el comercio podría contribuir al crecimiento económico en el tercer trimestre.

Además, se conocerán los PMIs de servicios y compuesto finales de agosto, que deberían confirmar los niveles del dato preliminar y avanzar frente a los de julio y el ISM de servicios del mismo mes, que igualmente debería rebotar tras la debilidad mostrada en julio, según los analistas de Renta 4.

Asimismo, se publicará a cierre de mercado europeo, el Libro Beige, que servirá para preparar la reunión de la Fed el próximo 20 de septiembre, y que podría apuntar a una retirada de estímulos más lenta de lo previsto.

En el plano empresarial, destaca el descenso de HP después de ayer la compañía anunciase, al cierre del mercado estadounidense, que en el tercer trimestre del año ganó 165 millones de dólares, un 92,7% menos que en el mismo periodo del año anterior, cuando ganó 2.272 millones. A pesar de las pérdidas los resultados fueron mejor de lo esperado por los analistas.

Además, HP comunicó un ajuste de sus resultados para el conjunto del ejercicio debido al impacto de los costes de la fusión de negocio de software con Micro Focus, una operación valorada en 8.800 millones de dólares

Las dudas de varios representantes de la Reserva Federal, incluida la gobernadora Lael Brainard, sobre nuevas subidas de tipos hasta que no se confirme un repunte claro de la inflación y la esperada reunión de mañana del Banco Central Europeo (BCE) hacen que el euro avance hasta los 1,192 dólares en la apertura de Wall Street.

Todavía con la resaca del huracán Harvey y con Irma llamando a las puertas del país, el precio del petróleo se dispara. El Brent avanza hasta los 54,12 dólares el barril, mientras que el West Texas sube hasta los 49,20 dólares.

Mientras tanto, el oro se mantiene en máximos anuales, impulsado por la situación tensa en la Península Coreana y por un dólar que se depreciaba por las mayores expectativas de que la Reserva Federal retrase el alza de sus tasas de interés. Así, el metal precioso alcanza los 1.340,15 dólares la onza.