Los índices de Wall Street suben ligeramente en la preapertura gracias a que la situación en Turquía está más tranquila y el apoyo que ha dado el anuncio de reunión entre China y Estados Unidos sobre el comercio a finales de agosto.  El S&P500 sube un 0,5%, hasta los 2.838 puntos. El Dow Jones supera el punto porcentual de revalorización, hasta los 25.415 enteros, mientras que el tecnológico sube y se instala sobre los 7.825 puntos. En una jornada en la que el euro sube hasta los 1.1379 dólares.

Los principales índices estadounidenses cotizan con subidas después de una sesión en la que el Dow Jones visitó su nivel más bajo desde el 23 de junio y tanto Dow Jones como S&P500 han caído en cinco de las seis últimas sesiones. El Nasdaq, que ha caído en tres de las últimas cuatro jornadas, hoy sube gracias a unos resultados por encima de lo esperado, de Cisco.

Además, a primera hora de la mañana, se ha publicado que el ministro de economía de China enviará una delegación a Estados Unidos a finales de mes para continuar con las conversaciones sobre comercio, el primer encuentro desde julio.  Una reunión que llega tras un período de tensiones elevadas entre ambos países, que son los mayores partners comerciales y que  se han impuesto aranceles de billones de dólares el uno al otro en los últimos meses. De hecho, la perspectiva de una guerra comercial ha sido una de las incertidumbres que han pesado sobre los mercados.

También en el ámbito geopolítico, la negociación en mercado se ha visto impactada por la crisis en Turquía, de la que los inversores temen que se contagie a otras regiones o afecte a los bancos europeos, algunos de los cuáles tienen exposición a la región.

El problema continuará centrando la atención del mercado a corto plazo, pero hay señales de que la situación se ha estabilizado sobre todo tras conocerse que Qatar podría invertir 15.000 millones en Turquía, lo que podría ser algo así como un salvavidas.  La lira turca sube un 3,52% frente al dólar aunque todavía pierde más del 15% en agosto.

En el lado macro, antes de la apertura se han dado a conocer datos como el inicio de construcción de casas, que ha subido menos de lo esperado en julio: un 0,9% en julio a una cifra anual desestacionalizada de 1.168 millones de unidades.  Además, se ha publicado el índice de la FED de Filadelfia sobre la actividad fabril en la costa este de EEUU que cayó hasta el 11,9 en agosto, por debajo de los 22 puntos estimados por el consenso. Junto a estas referencias, las solicitudes iniciales de subsidio por desempleo bajaron en 2.000 solicitudes, hasta una cifra desestacionalizada de 212.000 en la semana que terminó el 11 de agosto.

En el plano empresarial, Cisco ha publicado unos resultados que han batido las estimaciones del mercado  y ha dado unas previsiones por encima de las estimaciones del consenso.  La compañía ha lanzado nuevos productos enfocados a áreas de alto crecimiento como la ciberseguridad o el internet de las cosas que le han permitido amortiguar la baja demanda de su negocio tradicional de enrutadores e interruptores.  La compañía pronostica un crecimiento de los ingresos en el primer trimestre de entre el 5-7%,  lo que implica un beneficio medio de 12.860 millones de dólares.  Las acciones de la compañía suben un 3,7% y marcan los 45.49 dólares.

Los minoristas podrían estar en el foco con WalMart y JC Penney han dado a conocer sus cifras antes de la apertura. WalMart ha anunciado beneficios y ventas que han batido las estimaciones. El crecimiento de su división on line fue más alto que los trimestre anteriores, gracia a los cambios como el nuevo rediseño de la web y la continuación de la expansión en su oferta de alimentación. Las ventas online crecieron un 40%, por encima del 33% que creció en el trimestre anterior mientras que la compañía ha anunciado que esta partida crecerá hasta el 40% a final de año.  La compañía sube más de un 10% en la apertura y se instala sobre los 99,17 dólares.

JC Penney pierde más del 2,8% hasta los 2,43 dólares.  La compañía ayer cayó por debajo de los 2 dólares por primera vez en su historia tras anunciar pérdidas más abultadas de las esperadas en el año y arrojar unas cifras decepcionantes debido al recorte de precios de todas las líneas de productos.  La compañía ha dicho que espera una pérdida de entre 1 dólar por acción y los 0,80 dólares, más acusadas que la pérdida de entre 0.07-0.13 dólares estimados con anterioridad.

Además, los dos mayores fabricantes de chips, Nvidia Corp y Applied Materials, reportarán también al cierre de la sesión, Mientras Nvidia sube más del 30% desde comienzos de año, Applied Materials cede un 7,1% en el mismo período.

Los reguladores federales han  citado a Tesla para ampliar la investigación a la que está siendo sometido su CEO, Elon Musk, desde que dijo la semana pasada en Twitter que había captado fondos para privatizar la compañía fabricante de coches eléctricos. Esto hizo subir con fuerza los títulos de  Tesla, llevando a las acciones a subir en torno a un 14% en lo que llevamos de agosto.  Hoy las acciones de la compañía siguen en terreno negativo y, al ritmo del 0,2%, abren en los 337,80 dólares.

Bloomberg ha reportado que Amazon.com está compitiendo con otras compañías para comprar Landmark Theatres.  

General Electric podría ser también foco de atención durante la sesión después de que el conglomerado industrial, cuyas acciones han caído por años, cayera a su nivel más bajo desde 2009 ya que los inversores no están convencidos de que el plan de reestructuración de la empresa vaya a detener la sangría en bolsa. Sus acciones suben un 0,2%, hasta los 12.28 euros por acción.