Tras el Black Friday llega el Cyber Monday con las compañías del sector retail y las tecnológicas en el punto de mira. Pero las compras hay que pagarlas. Así, Master Card y Visa se llevan su parte del pastel, ambas con importantes subidas anuales en bolsa y con buenas recomendaciones por parte de los analistas, pero ya casi sin potencial.

En unos días en los que las compañías de consumo están en el punto de mira por coincidir el Black Friday, el Cyber Monday y en general todo el periodo de compras por las diferentes festividades, hay un sector que pasa más desapercibido: el de los medios de pago.

Además, estas compañías se ven favorecidas por la mejora económica a nivel global, el aumento del consumo y el auge del comercio electrónico. Todo favorece el uso de la tarjeta de crédito.

Entre ellas, destacan Visa y Master Card, que suben en el año un 42,96% y un 47,18%, respectivamente.

Así, con una revalorización del 42,96%, hasta los 111,51 dólares, Visa se convierte en la cuarta compañía del Dow Jones con una mayor revalorización, por detrás de Boeing, Apple y Caterpillar.

La buena evolución bursátil del gigante de las tarjetas de crédito le deja casi sin recorrido. El consenso de analistas de Reuters aconseja comprar con un precio objetivo de 122,7 dólares por acción, lo que le da un potencial de subida del 10,1%.

Ningún analista aconseja vender los títulos de Visa, mientras que de las 40 casas que la siguen, 36 recomiendan comprar y solo cuatro, mantener.

La compañía estadounidense de tarjetas de crédito Visa anunció hoy que había cerrado su ejercicio fiscal de 2017 con un aumento del 12% en sus beneficios netos, hasta 6.699 millones de dólares.

Con unas ganancias por acción de 2,80 dólares, sus ingresos crecieron un 2 % respecto a 2016, hasta 18.358 millones de dólares. En el último trimestre de su ejercicio de 2017,  Visa obtuvo un beneficio neto de 2.140 millones de dólares, un 11 % más que en el mismo período de su ejercicio anterior, por encima de lo esperado por el mercado.

Desde que Visa salió a bolsa en 2008 su revalorización ha sido una constante, aunque este año ha sido especialmente bueno para la compañía después de que en 2016 la compañía completase la adquisición de Visa Europe por 16.500 millones de euros.

La subida de Master Card supera la de Visa, al alcanzar el 47,18%, hasta los 151,91 dólares.

Eso sí, su potencial de subida es inferior, del 6,9%, ya que el consenso de analistas de Reuters le da un precio objetivo de 162,41 dólares y una recomendación de comprar. En concreto, de todas las cas que siguen a Master Card, 35 aconsejan compra; cuatro, mantener y solo una vender.

Mastercard registró un beneficio neto de 1.430 millones de dólares (1.227 millones de euros) en el tercer trimestre del ejercicio, lo que supone un incremento del 20,7% con respecto al mismo periodo del año precedente, informó la compañía.

La cifra de negocio de Mastercard entre los meses de julio y septiembre alcanzó los 3.398 millones de dólares, un 18% por encima de la facturación registrada en el periodo equivalente de un año antes.

El grupo atribuyó este incremento de los ingresos a un aumento de las transacciones de un 17% con un total de 16.900 millones; a un aumento del volumen bruto en dólares hasta los 1,4 billones de dólares (1,2 billones de euros); a un aumento del 15% de los volúmenes transfronterizos en moneda local; y al impacto de las adquisiciones, como Vocalink, que contribuyeron conjuntamente con 2,5 puntos porcentuales al crecimiento.