La historia y las estadísticas han puesto al mes de septiembre como el primero peor en lo que se refiere a ganancias en el S&P 500, antes del consabido mayo (“sell in may and go away”). No obstante, este año el escenario podría ser totalmente distinto a lo que nos dice la historia, según Jacob Sonenshine en MarketWatch.

Desde 1928, el rendimiento promedio de septiembre para el S&P 500 ha tenido una pérdida del 0,99%. Eso hace que este mes sea mucho peor que mayo, que ocupa el segundo lugar en la tristeza de los inversores con una pérdida promedio del 0,11%. Pero hay una advertencia aquí. La historia también encuentra que los meses posteriores a  septiembre con fuertes ganancias a principios de año obtuvieron retornos positivos. Cuando el S&P 500 subió más del 13% durante los primeros seis meses, la ganancia media de septiembre desde 1928 fue del 1,4%, según Fundstrat.

Durante ese lapso de 93 años, el S&P cayó en el 54% de las veces en el mes de septiembre. Pero cuando los mercados subieron de enero a junio, el 63% de las veces de septiembre experimentó ganancias positivas. Hasta junio de este año, el S&P 500 se recuperó un 14%.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Una tendencia similar se aplica a este año. Los estrategas de Wells Fargo elevaron recientemente su objetivo para el S&P 500 a un nivel que refleja más del 6% al alza de los precios actuales. Utilizando datos de 1990, dicen que en los años en los que el S&P ve ganancias porcentuales de dos dígitos durante los primeros ocho meses, aumenta otro 8% para terminar el año.

“El S&P 500 cerró el jueves en 4523, terminando en agosto con una ganancia anual del 20,4%. Pero tenga en cuenta una cosa: el viaje puede ser accidentado. El S&P 500 no ha tenido un retroceso de más del 5% este año. Con los riesgos en el horizonte (la variante Delta, la inflación, las valoraciones elevadas, incluso un aumento de los impuestos corporativos), las acciones podrían corregir fácilmente”, señala Sonenshine.

"Los mercados están 'sobrecomprados' y se espera un retroceso", escribe el jefe de investigación de Fundstrat, Tom Lee.

“Quizás, pero no se sorprenda si este mercado se opone a un septiembre azul”, finaliza Sonenshine.