Lo asegura así la CNBC, que la semana pasada las posiciones largas en el mercado de futuros creció un 3,8% hasta niveles de diciembre de 2012. Por el contrario, el nivel de posiciones cortas se redujo un 15%, hasta mínimos de noviembre del año pasado.

Pese a que el ejercicio se iniciaba con malos augurios tras cerrar 2013 con la mayor caída del oro en 32 años, lo cierto es que las perspectivas no se han cumplido, por el momento al menos.

Desde que se iniciaron las crisis en los emergentes en Argentina a finales de enero y, sobre todo, por el conflicto abierto en Ucrania, el precio del oro se ha revalorizado alrededor de un 10% desde enero. Este porcentaje no cubre, no obstante, la caída de un 28% el pasado año.

Oro 12 meses


Según Richard Perry, analista de Hantec Markets, aseguraba a la CNBC que la subida del precio del metal precioso está apoyado en “su papel como seguro ante los riesgos políticos surgidos en Ucrania y el hecho de que la FED no esté constriñendo la política económica, a pesar del tapering”, apunta el experto en la entrevista.

De hecho, los activos en ETP subieron en febrero por primera vez desde 2012. Según CNBC. el SPDR Gold Trust, el mayor de estos vehículos acumula un 11% en lo que va de año.

Los expertos no saben muy bien si el oro seguirá subiendo por más tiempo, aunque algunos consideran que esta tendencia podría mantenerse durante el corto o medio plazo (Ver vídeo)

Otros creen que si las tensiones en Ucrania se calman, el precio del oro tenderá a volver a su tendencia anterior, es decir, a las caídas. Hay quienes consideran que el precio del metal podría rondar los 1.000 dólares por onza, lo que supondría una caída de un 30% desde los niveles actuales.

Así, el cofundador del Quantun Fund, decía hace unos meses que el precio del oro tendía al alza al largo plazo, aunque en los próximos 12-24 meses podría a caer hasta 900 dólares por onza.