El sector de la tecnología vuelve a los titulares y lo hace por los posibles problemas de valoración que podrían tener muchas de las empresas del sector.  En Merrill Lynch consideran que en general, el sector no está tan caro si se mira su media histórica si se analiza el ratio PER.

A finales de la semana pasada asistimos a una caída del Nasdaq ocasionada por una noticia que afectaba a uno de sus principales valores, Apple. El índice, que sube más de un 15% en lo que va de año, llegó a caer más de un 4% en algunos momentos de la sesión, algo que muchos expertos señalaban como una especie de toque de atención a una industria que ha corrido, y mucho, en los últimos meses.

¿Van a seguir las subidas? ¿Hay que mantenerse en el sector? ¿Optamos por una estrategia más clásica y buscamos el pago de dividendos?

Los expertos de Merrill Lynch acaban de publicar recientemente un informe en el que aseguran que el sector sigue barato si analizamos el ratio Precio-Beneficios (PER) desde una perspectiva histórica. Aunque, eso sí, consideran que bajo alguna otra perspectiva el sector sí cotiza a múltiplos ajustados. Es más, considera que si se analiza el Valor Empresa (EV) sobre las ventas, la industria cotiza 50% por encima de su media histórica, justo al nivel en el que lo hacían durante la burbuja tecnológica.

Si se revisan uno a uno los valores hay varias firmas que estos expertos apuestan comprar dentro del sector, que pagan dividendos y cuya valoración está contenida.  Eso sí, se trata de compañías con unos negocios más cercanos a lo que ya podría considerarse “economía tradicional” dentro de la propia tecnología.

HP: El fabricante de hardware está muy centrado en dar servicio a las pequeñas y medianas compañías y consumidores, ya sea a través de la venta de componentes, o soluciones y servicios.

Los accionistas de la empresa reciben una rentabilidad por dividendo de algo más de un 3%. En la entidad le dan un precio objetivo de 22 dólares por acción, lo que le dejaría un potencial de algo más del 6%. El consenso  le da un recorrido superior, de un 15%.

IBM:  la compañía ha rebotado desde los mínimos del año pasado, aunque los expertos de Merrill Lynch aún le ven potencial, en concreto, de algo más de un 30% desde los niveles actuales de cotización. El consenso, no obstante, es algo menos optimista y solo ven una capacidad de subida del 7% desde los niveles actuales.

Además, la media de los analistas que siguen el valor apuestan por mantener sus títulos, frente a la opción de sobreponderar que dan a las otras tres compañías.

 

Potencial y Per de las tecnológicas

 

Según los datos de Facset, la rentabilidad por dividendo supera el 3%.

Intel:  valoran estos expertos el esfuerzo que está haciendo la compañía para reducir su dependencia del negocio de los ordenadores personales y la fabricación de productos centrados en la Inteligencia Artificial forma parte de este proceso. A principios de este año, la empresa compró Mobileye 15.300 millones de dólares, un movimiento que iba en esta línea.

Según los datos de Facset, la rentabilidad por dividendo de Intel es ligeramente inferior al 3%. El precio objetivo que le dan en Merrill Lynch le permitirá un potencial de algo más de un 9%, aunque la media del consenso eleva este porcentaje por encima del 11%.

 

Rentabilidad por dividendo de las tecnológicas

 

Qualcomm: Explican los analistas que la compañía ofrece un buen punto de entrada, tras las caídas experimentadas este año.

A los analistas de la firma les gusta la compra de NXP Semiconductores. Una operación que podría cerrarse a finales de este año y que será acretiva para los inversores desde el primer momento.

En estos momentos, la rentabilidad por dividendo es de algo más del 3,2%. Estos expertos le dan un precio objetivo de 66 dólares por acción, lo que le proporciona un recorrido de algo más de un 7% desde los niveles actuales. La media del consenso de Facset eleva este porcentaje hasta el 9%.

 

Comparable tecnológicas