Las solicitudes de hipotecas en Estados Unidos cayeron por segunda semana consecutiva y alcanzaron el mínimo en 13 años, después de que las tasas hipotecarias aumentasen debido a la venta masiva de bonos y con la decisión de la Reserva Federal de recortar su programa de estímulos como telón de fondo.

La Asociación de Banqueros Hipotecarios (MBA) afirmó que su índice desestacionalizado de actividad de solicitudes hipotecarias, que incluye tanto la refinanciación y la demanda de compra de vivienda, descendió un 6,3%, llegando así a su nivel más bajo desde diciembre de 2000. (Ver: comunicado)

Las solicitudes de hipotecas han caído fuertemente desde este verano, debido al cambio en los costes de financiación de la vivienda, puesto que según el Tesoro ha subido hasta un nivel máximo de los últimos dos años.

Además, el precio de la vivienda en Estados Unidos subió un 0,5% en octubre a partir de septiembre ya que los compradores compitieron con una escasez de la oferta de propiedades a la venta, informó la Agencia Federal de Financiamiento de la Vivienda.

La ganancia ajustada estacionalmente coincidía con la estimación de los analistas. Los precios subieron un 8,2% respecto al año anterior, dijo la FHFA en un informe.

En este sentido, cabe destacar que el pasado miércoles la FED optó por cambiar su política monetaria y reducirá a partir de enero su programa de compras en 10.000 millones de dólares, por lo que empleará 75.000 millones de dólares que irá reduciendo a medida que avancen los meses del próximo año.

Por otro lado, en un informe por separado, hemos conocido que los pedidos de bienes duraderos subieron en noviembre y un indicador del gasto empresarial planificada para bienes de capital registraron su mayor incremento en casi un año, lo que refuerza la solvencia económica que empieza a tener el país.

Pedidos de bienes duraderos


El Departamento de Comercio informó que los pedidos de bienes duraderos subieron un 3,5%, ya que la demanda aumentó en una serie de productos como aviones, máquinas y computadoras y productos electrónicos. (Ver: comunicado)

El aumento del mes pasado, que superó las expectativas de los economistas puesto que esperaban una subida del 2%, topa con el dato revisado del 0,7% de caída en octubre. Sin contar el transporte, los pedidos subieron un 1,2%, el mayor incremento desde mayo.